Vivir en Berlín. Kottbusser Tor.

martes, 25 de febrero de 2014

Todos los días caigo en la cuenta. No es una idea que me asalte de pronto sino que es una reflexión que hago cada día. Una pequeña reflexión, podemos decir. Una reflexión de mierda. Puede ser. 

Volviendo a casa uno va siempre pensando en sus cosas: he dejado esto hecho, he contestado este mail, a este no, tengo que comprar esto, pagar aquello, llamar a mis padres, ir al IKEA, etc.  Después de este breve repaso mental que habitualmente dura unas cuantas paradas de metro, la megafonía me devuelve a la vida real: “Näschte Station, Kottbusser Tor”. 
(Coño, es verdad, que vivo en Berlín.)




0 comentarios:

Publicar un comentario