Eso que queremos parecer.

viernes, 25 de febrero de 2011

La moda de llevar los cascos enormes puestos es ya innegable. Tuvimos la de los cascos extremadamente enanos y ahora volvemos a los extremadamente grandes. Nadie se ha atrevido a poner de moda los bafles colganderos de las orejas, no hay huevos. A mi el hecho de que las modas vuelvan o no, me da igual, aunque me preocupa el alto número de personas que viven ancladas en alguna época concreta; a todos ellos, LOS COMIENZOS DE LOS 2000 NO FUERON EL MEJOR AÑO PARA VESTIRSE. Véase la foto y este vídeo de Mónica Naranjo. 

Bueno, a lo que voy es ¿qué queremos decir con nuestra ropa? Digamos que lo que llevo puesto me posiciona de alguna manera en este mundo, ¿no? Para bien o para mal (en mi caso, para mal por lo general). Pero me reconcome pensar qué le puede hacer a alguien llevar durante una clase entera unos cascos puestos al cuello, porque YO SE que ÉL SABE que los lleva puestos… vamos, que no es casual que los lleve, pero insisto ¿qué coño quieres decirme con tus cascos?.

YO no soy ajeno a nada de esto, aviso. He sufrido la mayoría de las modas, desde la bakala de las camisas Lonsdale a la modernera de las gafas de pasta, pasando por unos terribles momentos zapatillas-plataforma (culpo a las Spice Girls de este y otros muchos males de la sociedad).

Copiar a alguien que tiene una personalidad ya hecha, a priori, no es malo; supongo que a la gente le vale para no tener que construirse una propia y contestar a esa horrible pregunta de ¿quién soy en realidad?. Soy Beckam y me hago una cresta, soy Mary Kate Olsen y salgo del Starbucks con un café en la mano, soy Carrie Bradshaw, peso 40 kilos y voy de compras etc.  Bueno, a quien le valgan esas respuestas, que las use, teniendo en cuenta de que la mayoría de las personas que intentamos imitar están completamente desequilibradas. Los que no, que sigan buscando.


Por cierto, ¿de qué iba este blog?.

El icono Geri, tela de toalla, pelo rojo con
mechones rubios y labios perfilados. 

9 comentarios:

Juan José dijo...

Los cascos quieren decir lo mismo que las hombreras en los 80: nada. Son un complemento más, y los que siguen a pies juntillas las modas para ser aceptados, allá que van. Yo no solo no los acepto, sino que les cagaría y luego les haría dibujitos sobre el truño con el deo. He dicho!

Miguel dijo...

You are right.

rubeliete dijo...

Pues de momento va sobre una especie de sociología actual, muy real, tus reflexiones me encantan. Y a la vez es muy gracioso; por un lado le veo en común con los monólogos del club de la comedia (x poner un ejemplo) esa cosa que haces que te veas a ti mismo, a otra persona o una situación reflejados en algún punto y por ello no puedes evitar rajarte de risa o sonreír como mínimo y por otra parte tu manera de pensar y lo más importante, de saber expresarlo lo hacen espectacular.
En cuanto al tema de hoyyy, supongo que hoy en día estamos todos un poco "pa allá" y hacemos muchas memeces, pero sí, UPA dance hizo también mucho daño XD

Javier García-Villaraco dijo...

JAJAJAJA sí, es verdad, UPA fue muy malo también.
Gracias chicos, me encanta que me comentéis!! Supongo que el blog al final irá de pasar el rato.
Buen finde!

Juan José dijo...

Buen finde, Belfy, y como esto va un poco de todo, y hablando de daño(en este caso al tímpano sensible), ahí va tu canción favorita... http://www.youtube.com/watch?v=QKsfopBY8N8

Pop dijo...

Dejarse los cascos puestos es cool. Y las gafas de pasta que me compré la semana pasada me dan un toque interesante. Se podría decir que voy a la moda, pero llevo lo que me gusta y me identifica, sin más. ^^ Ya me gustarán e identificarán otras cosas cuando las modas cambien. LOL

Benja dijo...

Mucho daño hizo la estética de Geri Halliwell a los jóvenes de los 90... Por cierto, me gusta mucho tu blog!!

fernando dijo...

Creo que una cosa es copiar y otra dejarse influenciar o inspirarse. Esto último es bueno además de inevitable; la moda, el cine, la música... todo marca y todo se retroalimenta. En los 80' la moda se inspiraba en los años 40 (el negro, las figuras ceñidas y las hombreras, son un claro ejemplo que se pueden ver en Blade Runner) Ahora la influencia son los 80's, o sea, que a su vez de los 40. Lo mismo que pasó en los 90's con los 70's. Vamos, que aislarse de todo esto es imposible, pero de ahí a copiar va un trecho. Eso me parece horroroso!

fernando dijo...

Por cierto, mu chulo el fondo del blog! ;)

Publicar un comentario