Caravana, Pijama

jueves, 17 de marzo de 2011


Creo que hay gente que, definitivamente, no sabe estar. Yo no digo que sea el Yoda de las buenas maneras, estoy a años luz de ser eso y millones de cosas, pero me gusta pensar que, al menos respecto a eso, no lo hago tan mal. No hablo de las maneras en la mesa (aunque podría). Llámale “saber estar”, llámale “saber vivir”, “autocontrol”, “meter la pata”, “caravana” o “pijama”, me da igual, hay gente que, sea lo que sea, no sabe.

Cuando uno expresa una opinión, por lo general, espera una respuesta de su entorno, positiva si puede ser, y yo no soy de sentenciar, pero eso es así, aquí y en la China popular. Y es así porque uno no se digna a hablar sin esperar nada a cambio, y menos cuando te expresas en las redes sociales. Si quieres desahogarte sin más pues hablas con Dios como Santa Teresa, escribes en un diario o hablas sola como las locas, pero no lo escribes en un Twitter o en un Facebook. ¿No? Cuando alguien que no te gusta, dice algo que tampoco te gusta, hay muchas maneras de contestar y, de verdad os digo, que muchas de estas maneras de las que os hablo, son buenas.

Entonces, no entiendo que, habiendo buenas maneras, haya gente que opte por las malas. En Internet no nos conocemos, me cuesta creer que pueda haber acritud en los comentarios de la gente. Oiga, si yo a usted no le conozco. Bueno, pues es que hay gente así, cabreada con el mundo y ya esta, gente para la que cada cosa insignificante de esta vida es muy pero que muy importante. Los que tenemos esta extraña cosa a la que llaman sentido del humor, a veces todo se nos hace raro.

También está la gente que hace desafortunados comentarios. De eso no creo que tenga que hablaros; estoy seguro de que David Bisbal está dispuesto a explicaros un poco mejor en qué consiste, pero hay gente de a pie que tiene el cuajo de hacer comentarios como este.


Pues eso… caravana, pijama.  

6 comentarios:

Juan José dijo...

Tú nos llevas ventajas porque te has tragado todos los OT's, y ya sabes cómo coger un cuchillo, que no se debe jugar con los muñones mientras se come, ... yo tengo reglas menostécnicas para parecer buenmanerado (toma ya), si me pica el hopo, por ejemplo, me rasco la cabeza, que queda menos feo.

locadelosgatos dijo...

esa chica tiene un serio problema de inteligencia emocional... a falta de un improperio mayor...

por cierto ... si dices acritud 3 veces delante del espejo ... después de comer callos a la Madrileña, se te aparece Pilar Rubio para presentar tus desayunos ...

Tavi García dijo...

Buff yo creo que internet da a la gente falsa seguridad de anonimato (digo falsa, pq al final el q quiere te acaba pillando) y aprovechan para soltar toda la mala baba y frustraciones q llevan dentro...

fernando dijo...

Estoy con Tavi y contigo. Sé que leíste mi post del otro día y somos como la versión cañí de tú a Boston y yo California. También comentamos lo de cierto energúmeno. Pues eso, que hay mucha gente muy amargada, pero también, por suerte hay mucha más estupenda. Lo malo es que las personas chungas, aunque sean menos, nos afectan más. Y eso no es justo. Tenemos que empezar a dejarnos afectar más por los buenos que por los malos comentarios. Y yo el primero! Enhorabuena de nuevo por tu blog, Javi! Mencanta!

Cecilia dijo...

Eres mi nuevo blog favorito!! qué quiero!

Javier García-Villaraco dijo...

Cuanta razón tenéis... por eso digo lo de "saber vivir". Hay que tranquilizarse señores... Gracias a todos por los comentarios, como siempre... sois estupendos

Publicar un comentario