Por Dior, qué "meneo".

jueves, 10 de marzo de 2011

Resulta que me hice una cuenta de Menéame ayer. Estuve leyendo un poco como se utilizaba y hoy decidí participar. Al parecer, tú cuelgas una noticia y la gente la “menea”, es decir, la promueve y se opina sobre ella. Además de los meneos y los comentarios de la gente, te pueden votar negativamente, lo que supone una bajada en tu puntuación de “karma” (que también mide eso). El Karma inicial es de 6. Para terminar, hay un apartado para poner título al link que vas a hacer y yo he puesto esto:

El más rico del mundo tiene 74MIL M/$. Si en la tierra somos 7MIL de millones de personas, puede darnos 1M a cada uno sin dejar de serlo.

Yo, cegado por la cantidad de millones que me han parecido los que tiene ese señor y el resto de la lista (yo con que tengan 10.000 euros ya me parece una situación boyante), he twiteado y “meneado” esa teoría mía. A poco dominio que uno tenga de los cálculos verá que me he equivocado y bien. Para que pudiera dar un millón a cada uno tendría que tener 74MIL millones de millones. Y yo, que cuando he colgado el titular he pensado que era un regalo de reflexión para el mundo.

El caso es que no habían pasado ni cinco minutos y me ha dado por ver que ocurría con mi noticia. Tenía curiosidad por ver la rapidez del Menéame y además, uno siempre tiene curiosidad por ver el impacto de las cosas que piensa. Una exclamación salta y me hace la siguiente observación “Tu entrada está teniendo muchos votos negativos; si la eliminas no afectará a tu karma”. Mi karma, que había empezado en 6, iba por ese momento a -33. ¿Qué pasa? Miro los comentarios, hay muchos, muchos. De refilón leo “Lo que tendrían que darnos es clases de matemáticas paleto”, “Esto no es un microbloggin”, “Esta noticia está repetida”. No leo más. Abro la calculadora del Mac; ¡mierda, no tiene espacio para tantos ceros!. Busco una calculadora en casa, de cuando yo aprobaba con pinzas las matemáticas; aún tiene fórmulas copiadas a lápiz en la tapa, que era mi chuleta. Hago la cuenta. Efectivamente, me sale a deber. Mi madre me llama para no sé qué. ¡No puedo mamá!, grito nervioso. Las críticas no hacen más que aumentar y aumentar. Mi karma está en -60.  Ay dios, ¿pero cómo funciona esto?, siento como si estuviera encerrado en un cuarto de limpieza en un edificio de oficinas y tras la puerta hubiera un ataque zombie. MIEDO. Veo la luz: borro mi cuenta del Menéame presa del pánico. ... Uffff. ¿Pero qué clase de gente tiene tanto tiempo libre como para ponerme verde en 5 minutos?

En Twitter tan solo ha habido un par de comentarios corrigiéndome y con gracia. He sentido por primera vez el precio del ciberespacio. Según mis nuevos cálculos, ese señor no puede darnos ni 11 dólares a cada uno. Vamos, que ese señor (y más de 1200 millonarios que le siguen), no tiene ni donde caerse muerto. Y todo eso, que diría mi madre.

8 comentarios:

Juan José dijo...

jajajaja cuando tienes gracia la tienes... y no, no hay derecho a que quieran matarte por un error de cálculo, pero igual un par de ostias te venían bien... y antes de ponerme en tu lugar y decir algo agradable, Dios me libre, te dedico esto con cariño: http://www.youtube.com/watch?v=nMqnl6ntfWE

javiartacho dijo...

jajajaja, Javi, lo importante es que la gente piense, y tu ha pensado por el bien de todos nosotros, a mi con eso me basta! jajaj.

Besotes!

rubeliete dijo...

Jajaja, Joer que gente más mala hay ahí (yo que he estudiado algo de economía tb me lío a veces con los ceros que tienen los billones ingleses y los americanos, aunque bueno, tb es xq yo soy muy pardo), tampoco era una mala idea, tal vez dar un millón a cada uno pues no, pero seguro que algún agujerillo podrían tapar sin dejar de salirles el dinero por las orejas XD

papepipopup dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=_Y2Oa0mTbzI

fernando dijo...

jajajajajajaajajajajaaj qué bueno! Te entiendo perfectamente porque servidor es de letras. De hecho he leído tu titular y no he visto nada raro. Yo tendría el karma por los suelos! Qué agobio, pobrecito, y qué tonta y qué sosa es la gente!

Oscar dijo...

Matemáticas chungas, y encima noticia viejuna...te has lucido en tu estreno meneante!

Javier García-Villaraco dijo...

jajaja bueno, si lo importante es que salí a tiempo para poder contarlo. Pensándolo bien, esa gente del menéame es muy profesional, nada tengo que reprocharles.

Santi dijo...

Que grande eres enano!

Publicar un comentario