¿Qué queréis de mí?

lunes, 7 de marzo de 2011

Cuando ves que pasan los meses y sigues sin encontrar curro, algo se va apagando dentro de ti. Llámalo ilusión, llámalo confianza en uno mismo, llámalo X, o X2, porque lo mismo se pierden varias cosas.

Afortunadamente, vivo con mis padres y no es cuestión de vida o muerte que encuentre trabajo. Quiero decir que es posible que, eventualmente, muera de pena, pero no de hambre. Por tanto, busco y busco y busco hasta que me canso, me canso y me canso y, entonces, dejo de buscar por unos días. Y es que buscar empleo es de las cosas más horribles que se puede echar a la cara, entre otras cosas, porque uno no sabe muy bien cómo hacerlo. Quiero decir, ¿vale con que eche miles de solicitudes, incluso para aquellas cosas para las cuales sé que no tengo ninguna formación? ¿Debo personificarme en las empresas, CV en mano, y ofrecerme para lo que Dior quiera que sea? ¿Debo imprimir cientos de CV y mandarlos? He probado dos de tres; aun no me animo a visitar las empresas. Me resulta un poco violento llegar a una productora y decir: “Hola, soy Javier, se hacer unas cuantas cosas y estoy seguro de que puedo aprender muchas más. No tengo problemas con cobrar poco, no tengo problemas con salir tarde, con trabajar en grupo y, sobretodo, no guardaré evidencias de las felaciones que de aquí en adelante puedan ocurrir. “ La verdad es que, viéndolo así, yo sí me cogería para trabajar.

Pero claro, no es ese el problema; puedo estar entregadísimo a la búsqueda de trabajo como veis, pero resulta que a parte de tener multitud de cualidades, a uno le piden ¡EXPERIENCIA!. ¿Pero no vale con que tenga muchas ganas de trabajar, hable idiomas, carnet, coche, sea un joven 2.0, haya vivido en el extranjero y tenga tanta flexibilidad como una gimnasta rumana?

Vamos a ver, yo tengo experiencia pero… ¿cuánta quieres? Hay empresas que piden recién licenciados con 2 años, ya empezamos mal, porque en este mundo de Bjork raras son las personas que acaban la carrera con 2 años de experiencia. Y si no tienes experiencia para el puesto concreto, tienes que estar en la universidad aún para que la empresa haga convenio y así no pagarte la Seguridad Social. Esa es otra, no cotizamos, aunque parece que eso va a cambiar ahora.

¿Qué mundo es este en el que me arrepiento de haber acabado la carrera? ¿Qué hay que hacer para trabajar en algo que a uno le haga aprender? ¿Qué buscan las empresas? ¿He de resignarme? ¿Tengo un concepto demasiado alto de mí (una paradoja, con lo chiquitillo que soy)? Y sobretodo… ¿Qué queréis de mí?

POR CIERTO: mi perfil de LinkedIn, que nunca se sabe dónde puede sonar la flauta. http://www.linkedin.com/in/javiergarciavillaraco

8 comentarios:

rubeliete dijo...

Ains, como te entiendo Javi, pero estamos casi todos así, supongo que ahora mismo es todo cuestión de suerte, estar en el lugar y en el momento adecuado.... (hasta para trabajar en el Bershka). Asiq emigrar donde haya, o esperar un golpe de suerte, pero no te desanimes Javi que ya tendrán que irnos saliendo las cosas XD

javiartacho dijo...

Cuánto entiendo tu comentario ahora! Yo estoy exactamente igual que tu! Que asco...

Por cieto me ha encantado el detalle de "y, sobretodo, no guardaré evidencias de las felaciones que de aquí en adelante puedan ocurrir."

Genial! Tu tranquilo que tarde o temprano estaremos donde tenemos que estar! En una mesa con paredes de cristal escribiendo cosas con las que la gente se tronchara de risa!

Y si tu que estas en la Capital tienes estos problemas imaginate yo aqui...

fernando dijo...

Soy de la teoría de que hay que confiar en uno y, sobre todo, en el talento de uno. Ya sé que es muy fácil decirlo cuando se busca curro y no se encuentra. Lo que sí tengo claro por experiencia propia es que cuando uno se propone algo lo consigue. Estamos pasando por uno de los peores momentos en cuanto a a curro se refiere, pero confía en tí que eso es mucho más importante en la experiencia. Cuando uno tiene talento, como es tu caso, termina encontrando lo que busca. Tu blog habla muy bien de tí y de lo que puedes ofrecer. Aprovecha este tiempo de mierda a currar tu talento, a escribir a pensar proyectos que luego, cuando empieces a currar, no tendrás tiempo para hacerlo. Trabájate tú que es lo que siempre será lo mejor que puedas ofrecer.

Aprovecha la diagonal dijo...

Jajajaja! Por favor, tienes más razón que un santo. Yo aun acabo este año la carrera pero ya acabé la otra el año pasado y no me llaman ni para las prácticas que solicito. Es tan frustrante ver como pasan los días y a medida que pasan los días, pasan tanto de ti.
Yo al principio, intentaba seleccionar los puestos que me gustaban ahora envío CV hasta para trabajar de organista (con cabra incluida) en el rastro... y aun así, nada.
Confío en que alguien se apiade de mi. Confia en que alguien también se apiade de ti. Y confiemos en LinkedIn, jaja!

Benja

Javier García-Villaraco dijo...

Muchas gracias por los comentarios... en serio, gracias por tomaros vuestro tiempo. Puedo decir que cierro esta entrada con un poco más de autoestima.

Ana Delgado dijo...

Apuesto a que tienes un futuro muy prometedor, es cuestión de tener paciencia y de seguir luchando. Es difícil, pero tendrá sus frutos, ya verás!!! de momento el sábado te veo en el estreno,nOO??un beso fuerte

Tanete dijo...

Javierrr, no te culpo por caer en la tentación de la apatía pues me encuentro en la misma situación que tú. Asco me da comprobar día tras día que lo que empezamos con ilusión un día, estudiar una carrera que nos motivaba, no parece suficiente para este mundo jodido y corrompido que dejó de valorar la formación profesional y nunca ha valorado a los que elegimos ser licenciados. Algo que nuestros padres creían una garantía de éxito laboral y que nosotros nos creímos, o quisimos creer. No desfallezcas y que que le jodan al mundo. Y si no volveremos a Noruega o nos iremos Rusia que tan grande es y tantas rusas y rusos hay. Te quiero man!

ASM dijo...

Puedo decir: "Eres grande Javier" y no te conozco. Tus post son muy divertidos y estoy seguro que dentro de poco volverás al mundo laboral. Estoy no tiene ningún sentido... pero tampoco debería tenerlo. Tengo poderes extrasensoriales, no creas. Todos hemos pasado por un periodo largo sin trabajar (y más en este país...), pero siempre hay que pensar: "Cuando se cierra una puerta, se abre una ventana" y ser optimista... Quizás sea un error, no lo sé, llámalo X.

Publicar un comentario